martes, 7 de junio de 2016

Puebla, guía turística

Por José Omar Tinajero Morales

Consultor en Turismo Religioso

Siempre se tiene la ilusión de volver a amar y qué mejor tener de fondo una hermosa ciudad como Puebla cuyo jardín central es muy agradable para convivir y platicar con la familia o los amigos. También resulta sugerente ir en compañía del ser amado y sentarse en su fuente.
Pasearse por sus portales donde existen varios comercios en que se venden dulces, entre ellos los famosos camotes, los macarrones. Resulta de interés el palacio del ayuntamiento. Sin embargo, el turista cultural, tiene una especial debilidad por la gastronomía poblana que es exquisita, ya sea en su mercado, o diversos restaurantes, en donde se puede paladear los chiles en nogada, el mole poblano y demás platillos. A una cuadras se encuentra el mercado de artesanías, para llevarse algún recuerdo o para comprar algún regalo a un ser querido.

El relicario de América

La arquitectura poblana se caracteriza por el empleo del ladrillo, argamasa, azulejos. Como un dato curioso la imagen de San Miguel Arcángel está en todas las iglesia de Puebla, que son innumerables. La catedral de Puebla es de estilo herreriano o purista. En ella se encuentran los restos del general conservador Miguel Miramón. La cúpula fue pintada por Cristóbal de Villalpando. La Biblioteca palafoxiana, fundada por el arzobispo don Juan de Palafox, es uno de los grandes orgullos de la ciudad, que se le ha llamado: “El relicario de América”.
La Iglesia de santo Domingo de Puebla es muy amplia su retablo del altar mayor se compone de de cuatro cuerpos y cinco calles en donde aparecen los santos dominicos más importantes como san Alberto Magno, san Antonino de Florencia, san Vicente Ferrer, santa Catalina de Siena, santa Inés de Montepoliciano, santo Domingo de Guzmán, entre otros. Destaca su capilla del Rosario, considerada por varios especialistas como la más bella en su género, en el país. Es de estilo barroco conserva óleos con los misterios del Rosario. Su cúpula es hermosa con la imagen de la paloma que representa el Espíritu Santo.
La iglesia de san Francisco de Asís, tanto la fachada e interior de estilo barroco, en una de sus capillas reposan los restos incorruptos del beato Sebastián de Aparicio, quien fuera el gran constructor de las principales carreteras de la Nueva España. También resultan de interés la casa del Alfeñique que es de estilo churrigueresco y el monasterio de Santa Mónica. Para recordar la batalla del 5 de mayo de 1862, en la que las fuerzas del general Ignacio Zaragoza vencieron a los franceses en los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

Sitios turísticos en los alrededores de Puebla

Cerca de la ciudad de Puebla se encuentran varias localidades que resultan de interés para el turista cultural como: San Juan Bautista Acatzingo, Santa María de Jesús Atlixco; Metepec, en donde existe un centro vacacional del IMSS, desde donde se aprecian los volcanes. San Miguel Huexotzingo, con sus capillas posas y pinturas murales los doce primeros franciscanos que vieron a México; además es famoso este sitio por la elaboración de sidras. Tonantzintla, con su iglesia de Santa María asombra por su estilo barroco que no ha dejado ningún espacio, sin decoración. Para los niños resulta un deleite conocer el Zoológico Africam Safari, en donde se puede apreciar a los animales en libertad.
Cholula, que fuera habitada por los olmecas xicalancas, posee una pirámide circular dedicada a Quetzalcóatl y fue el teocalli más grande en cuanto a lo horizontal de Mesoamérica; los túneles los realizaron los arqueólogos para estudiar el interior del templo. Hernán Cortes efectuó la matanza de Cholula, en 1519. Encima de la pirámide se construyó el santuario de la Virgen de los Remedios. La pirámide de lado norte es una réplica. La leyenda decía que en Cholula existían 365 iglesias una para cada día del año, en realidad son 39. Otros lugares son: Calpan con sus capillas posas. Tepeaca, donde Cortés fundó el ayuntamiento de Segura de la Frontera, existe un convento tipo fortaleza realizado por los franciscanos. Se venera en esta localidad al Niño Doctor. En fin Puebla es el sitio exacto para volver a amar, es una ciudad para regresar infinidad de veces para conocer cada rincón de sus calles y los lugares cercanos a ella.



Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada