sábado, 2 de abril de 2016

Acueductos Valle de México


Por José Omar Tinajero Morales
Consultor en Geografía del Turismo


Un acueducto es una arcada que soporta un canal o tubería de abastecimiento de agua. En Roma fueron muy comunes los sistemas artificiales de abastecimiento de agua a una población, aprovechando el cauce de algún río. Durante la Edad Media se hizo costumbre poner en las piedras, una serie de signos como figuras geométricas, letras, instrumentos de trabajo que servían a manera de firma para identificar a los canteros o para saber de donde provenían las rocas.

En México en la época prehispánica se construyeron varios acueductos los más famosos fueron el de Chapultepec y el de Texcotzingo, ambos construidos por el tlatoani acolhua Nezahualcoyotl. Con la llegada de los españoles al Valle de México, se amalgamaron los conocimientos arquitectónicos europeos e indígenas.

Los acueductos de Otumba, Chapultepec-Salto del Agua y Chapultepec-Tlaxpana

Para el siglo XVI, el acueducto más importante fue el de Otumba realizado por fray Francisco Tembleque, que se inició en 1543 y se terminó en 1570. Pasa por los municipios de Otumba, Axapusco, Nopaltepec hasta llegar a Zempoala. El acueducto está formado por 126 arcos, tres puentes para atravesar barrancas tiene una extensión de 44 274 metros.

Para abastecer a la ciudad de México destacaron los acueductos de Chapultepec-Salto del Agua y Chapultepec-Tlaxpana. Los dos se basaron en el trazado de los de la época prehispánica. El primero llegaba a Arcos de Belén; la fuente original del Salto del Agua está en el Museo del Virreinato. Mientras que el segundo pasaba por la fuente de la Tlaxpana o de los Músicos, de estilo ultrabarroco fue destruida en el siglo XIX; luego se desviaba por la calzada México-Tacuba hasta llegar a la fuente de Mariscala, en donde hoy está el edificio de Correos.

Acueductos de Los Remedios y Tlalnepantla - Villa de Guadalupe

En el año de 1620 don Alfonso Tello de Guzmán aportó dinero para construir el acueducto de Los Remedios; pero sería hasta 1765 cuando se hizo la arquería, se caracteriza porque en sus extremos presenta torres en forma de espiral como la Torre de Babel. Para abastecer el principal santuario mariano de los españoles.

El acueducto Tlalnepantla-Villa de Guadalupe era de gran trascendencia servía para abastecer de agua a varios sitios del norte del valle de México como Tenayuca, Ticomán, Zacatenco, Santa Isabel Tola y la villa de Guadalupe. Aprovechando el caudal de los ríos de Los Remedios y Tlalnepantla. En 1743 se iniciaron los trabajos, en ese entonces, era rey de España Felipe V y el virrey de la Nueva España era don Pedro Cebrián y Aguilar, conde de Fuenclara. Las obras se concluyeron el 3 de marzo de 1751, para esas épocas el rey de España era Fernando VII y aquí en la Nueva España gobernaba Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, conde de Revillagigedo.

El acueducto estaba formado por 16 reposaderas, que semejaban pequeñas ermitas; dos puentes y varias fuentes. Su extensión era de 10 kilómetros y tenía 2, 287 arcos, que los construyó el arquitecto don Manuel Álvarez. Este acueducto ha sido considerado uno de los más largos del mundo. La parte mejor conservada se localiza en el Distrito Federal donde existen siete kilómetros visibles.

Acueducto de Tepojaco, de Guadalupe o de Escontria y los Arcos del Sitio

El acueducto de Guadalupe que se encuentra a la entrada del pueblo de Tepojaco, en el municipio de Cuautitlán Izcalli, presenta treinta y dos arcos sostenidos por contrafuertes. Las arcadas originales que estaban sobre la carretera fueron destruidas y se sustituyeron por una rampa elevada para permitir la entrada de vehículos más altos. El acueducto es del siglo XVIII y fue construido por don Pedro Gómez de Escontria. En 1796 se reparó el acueducto. Este acueducto es uno de los pocos que sigue dando servicio; la gente utiliza unas mangueras para bajar el agua a sus tierras y casas.
En la serranía Tepotzotlán, el jesuita Santiago Castaño inició la construcción en 1706 del maravilloso acueducto de Tepotzotlán, Xalpa o Arcos del Sitio, que pasa por las barrancas del Huizache y Mirasol. Este acueducto es poco conocido y es el más alto de los existentes, su mayor altura es de 62 metros y tiene tres cuerpos de arquería. Se le conoce también como Arcos del Sitio, su objetivo era llevar agua del río El Oro hasta la hacienda de Xalpa, presenta 55 arcos con una longitud de 438 metros.

Uno de los dueños de la hacienda de Xalpa, el duque de Regla, don Manuel Romero de Terreros mandó a terminar de realizar los últimos arcos que datan del año de 1804. Dese una oportunidad de conocer los vestigios que quedan de estos importantes acueductos que forman parte del patrimonio cultural tangible de la cuenca de México.



Pedidos a histormex@yahoo.com.mx

Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada